Agencia Digital Imacom: La Historia de un Emprendedor

Hace 14 años, un día 14 de Abril del año 2003, Alvaro Matamala, fundador de la agencia, tuvo una idea demasiado innovadora para la época. Inspirado en las tendencias de países avanzados e impulsado por la necesidad de tener un mejor trabajo para sustentar su vida, decidió crear una pequeña empresa dedicada a realizar campañas de Email Marketing, un servicio que hasta ese entonces no existía y por lo mismo era completamente desconocido en Chile.

Siempre fue una persona muy apasionada por la tecnología, algo que hoy llamaríamos un “early adopter”. Desde que llegaron los computadores a Chile supo que debía tener uno en su casa, y a medida que el mundo gráfico y el recién conocido internet se fue desarrollando, fue creciendo más aún su pasión por conocer lo que los demás países hacían en ese aspecto. Así fue como descubrió el Email Marketing, y mientas desarrollaba su trabajo como gerente de una gran empresa, decidió, en paralelo, lanzarle con esta novedad que llamó Masmail.

3 personas, 3 computadores, en una oficina muy pequeña. Esos fueron los inicios de Masmail, una empresa que tardó cerca de 1 año en poder comunicar a las empresas este servicio tan innovador. Alvaro recuerda perfectamente que las primeras empresas en confiar en él fueron las universidades, destacando la Universidad de Chile y la Universidad Católica. Así fue como más clientes empezaron a llegar y el servicio de Mailing comenzó a popularizarse en Chile. Ese fue el momento clave para él, decidió renunciar y dedicar 100% a su proyecto.

Jamás pensó en ser emprendedor, incluso en aquellos años el término “emprendedor” no existía ni era tan popular como ahora, fue algo innato en él, detectar una oportunidad y aprovecharla. Así fue como al 2do año la empresa ya había crecido bastante y se estaba transformando en algo mucho más estable.

Imacom debe su trayectoria y su éxito a un valor principal que ha existido desde sus inicios, que es el compromiso, algo que siempre ha logrado hacer la diferencia con la competencia y que ha sido uno de los puntos de inflexión de este proyecto, cumplir las promesas y cumplir los plazos, lo que hoy se ve reflejado en cuentas grandes que llevan más de 10 años trabajando con la agencia. No tener miedo al riesgo, es la actitud que ha acompañado al fundador durante todos estos años, tomar todos los desafíos que se presenten, adaptarse a las necesidades de los clientes y crecer como empresa. A lo largo de los años, Alvaro se ha esforzado por contar con un equipo de trabajadores que represente los valores de la marca y que tenga un interés genuino por hacer comunidad y generar un ambiente familiar en la agencia.

¿Cuál es el secreto del éxito? No hay ningún secreto, arriesgarse y perseverar, perseverar y perseverar. Las ganas no pueden faltar, dedicarse por entero al proyecto, dedicarle todo el tiempo que necesita y empezar a cosechar los frutos con paciencia, a pesar de los años, y seguir perseverando en ofrecer servicios y productos formales, serios y de calidad, que perduren en el tiempo.

Hoy en día, la empresa es una agencia de Marketing Digital Integral, que ofrece gran cantidad de servicios en el área, donde trabajan más de 20 personas, en sus oficinas en Providencia, Santiago. Con altas expectativas de crecimiento, Alvaro se declara orgulloso y feliz de lo que ha logrado hasta ahora y tiene cada vez más ganas de hacer crecer el equipo de colaboradores, crecer en clientes, aumentar en la gama de servicios ofrecidos y posicionar la marca en el mercado como una agencia sólida, con gran trayectoria, integral, eficiente y con miras a transformarse en una gran empresa, que ayude a otras a crecer.

Agencia Digital Imacom: La Historia de un Emprendedor
Rate this post

Noticias Similares